Creative Commons License La lengua japonesa: aquello que nunca te enseñaron (text) by Tatematsu Norio is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 Unported License.

2011-03-19

祈りのような歌 - Una canción como una oración

En estos momentos difíciles que está atravesando Japón, me gustaría compartir una canción que me han hecho llegar. Es una canción dedicada a las personas que lo están pasando mal en algunas regiones de Tôhoku y parte de Kantô, especialmente los refugiados y las víctimas del terremoto y tsunami del 11 de marzo, que en japonés está recibiendo varios nombres, entre ellos los siguientes:
  • 東北関東大震災 - Gran Terremoto-desastre de Tôhoku y Kantô;
  • 東日本大震災 - Gran Terremoto-desastre del Este de Japón;
  • 東北地方太平洋沖地震 - Terremoto en la costa del Pacífico de la Región de Tôhoku;
  • 東日本巨大地震 - Megaterremoto del Este de Japón.

Me gustaría que esta canción viajara muy lejos hasta llegar a las personas de las zonas afectadas, a todo Japón y a todo el mundo. Que sirva para solidarizarnos con las víctimas de catátrofes y tragedias, en muchos lugares de nuestro planeta pero sobre todo, en estos momentos concretos, en Japón.




En la página web de la cantante, 香蓮 Karen, además de ver el vídeo podéis leer la letra traducida al inglés, español y otros idiomas: http://www.karensong.jp/

También hay un grupo en Facebook llamado "Song for victims of earthquake in Japan".


Las personas interesadas en hacer donativos para ayudar en ésta y otras causas como la de Haití, podéis recurrir (por ejemplo) a la Cruz Roja Española (formulario para donaciones).


También me gustaría compartir un reciente artículo en el New York Times del escritor Ryu Murakami (conocido por retratar con crudeza la decadencia de la juventud japonesa de posguerra): Amid Shortages, a Surplus of Hope (podéis leer la retraducción al japonés, 『危機的状況の中の希望』 y la versión en español en El País, Yo no huiré).

Por último, me ha parecido interesante el siguiente vídeo sobre la «crisis nuclear» de Fukushima explicada para niños pequeños, que deben de estar muy desconcertados y asustados. Tiene subtítulos en inglés. Os recomiendo encarecidamente que lo veáis.




Desde Osaka, donde desde la normalidad absoluta asistimos con impotencia a lo que está ocurriendo en el norte de Japón, sólo puedo terminar expresando mi deseo de que pronto se normalice la situación. Que no haya más víctimas, que se estabilice la crisis en Fukushima, que los afectados reciban toda la ayuda y el apoyo que necesitan para poder volver a sus vidas lo antes posible, que la reconstrucción sea rápida, y que los efectos posteriores de esta tragedia (de salud, trabajo y vivienda, sociales, económicos, comerciales...) no golpeen durante mucho tiempo a Japón y al resto del mundo.

Y también, que después de haber socorrido a las víctimas y habernos asegurado de que todo está bien, cuando tengamos la calma y la frialdad necesaria para examinar las cosas y debatir con argumentos razonados, que todos nuestros posibles errores nos sirvan para pensar y mejorar. Que reflexionemos sobre cómo son nuestras fuentes de energía, sobre algunos excesos de nuestra civilización, sobre la transparencia de los gobiernos y las empresas y, también, sobre en qué momento eso que llamamos "periodismo" se convirtió en una especie de negocio hollywoodiense para vender periódicos y conseguir audiencias, en lugar de cumplir su función social de ayudarnos a comprender mejor la realidad para después juzgar por nosotros mismos.

Por favor, no os olvidéis de esas personas que ahora mismo están en Fukushima arriesgando sus vidas y luchando por el bien de todos.

Muchos ánimos para todos y gracias por leerme.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Rey Alfonso
Me gusta mucho tu Blog y me tocó bastante la emoción que transmites. Muchas gracias.
Sólo quisiera indicarte que lo que entiendo que ocurre con los medios de comunicación occidentales es mucho; pero muchísimo más que el deseo de querer vender más periódicos o que el reflejo de ignorancias estereotipadas. Si puedes llégate al Grupo Abierto en Facebook Españoles en Japón que han vivido el Terremoto
allí trato de reflejar mi opinión al respecto.
Otra vez, muchas gracias por tu blog.

Tatenori dijo...

★ Rey Alfonso.
Muchas gracias a ti por tu comentario y por las referencias. Echaré un vistazo. Saludos.

Xmortal dijo...

Estaba leyendo tu articulo de los numeros en letras, y en Venezuela sea usan de ese metodo para recordar numeros de telefonos de algunas compañia de servicios como la telefonia nacional.

Inclusive yo lo uso para poder recordar facilmente.

Elisabeth Gea Sastre dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jorge Ramiro dijo...

El Japones es un idioma muy bello pero sumamente difícil. Habia una época en que tenia ganas de estudiar algun idioma, pero como no tuve mucha paciencia preferí dedicarle mas tiempo a la matematica, y por eso es que estoy mucho tiempo haciendo ejercicios trigonometria